PARTICIPA EN LECOSPOTTERS, MANDONOS TUS FOTOS, TUS NOTICIAS, TUS COMENTARIOS.... Spanair deja de volar... .....

25 nov. 2011

Un avión Airbus A340 de Air France pierde piezas en en pleno vuelo en un trayecto París-Boston

Un avión A340 de la compañía Air France, que acababa de pasar una revisión completa en China, tuvo que ser detenido en Boston el 15 de noviembre después de un mecánico se diera cuenta de que la aeronave había perdido 34 tornillos del panel derecho del carenado, según ha informado la aerolínea en un comunicado. El A340, que cubría la ruta París-Bostón, tuvo que parar durante unas horas en el aeropuerto de esta última ciudad para ser reparado. Un día después, el 16 de noviembre, partía hacía la planta de Charles de Gaulle (Francia) para ser revisado en profundidad y donde no se encontró ningún fallo.

La parte de la aeronave de donde se desprendieron los 34 tornillos, el panel derecho del carenado, es una plancha situada entre el ala y el fuselaje y fijada por "unos cincuenta tornillos". Este semicarenado se utiliza a modo de cubierta, "por lo que el vuelo era seguro al no tratarse de una zona de presión del avión", aseguran desde Air France. No obstante, la propia aerolínea ha abierto una investigación interna para determinar cuál ha podido ser el motivo de este "fallo" después de que el A340 pasara su "Gran Reforma" en China y de la mano de la compañía Taeco.

El mantenimiento de los aviones de Air France solo se hacen en el país asiático cuando se trata de esta "Gran Reforma" que se realiza cada seis años y en un número determinado de aviones (menos de cinco al año). A pesar de que la aerolínea gala suele hacer uso de las plantas de mantenimiento de Francia (CDG, Orly, Le Bourget y Toulouse) para someter a un chequeo a sus 245 aviones, hizo una excepción por sobrecarga en el trabajo y confió esa función a Taeco.

20 nov. 2011

Un grupo alicantino impulsa una línea aérea y podria volar a coruña.


La empresa alicantina Maerco, una de las líderes nacionales en intermediación aérea y con delegaciones en Madrid, Barcelona, Lisboa y Bilbao, ha registrado esta semana las marcas Air Alicante y ALA como primer paso para el lanzamiento de una compañía aérea con base en El Altet, y que conectaría, en una primera fase, Alicante con vuelos directos y diarios a diez ciudades españolas y dos portuguesas. El proyecto tiene un coste de 4 millones de euros y, según sus promotores, daría beneficios al tercer año de explotación con un movimiento de 300.000 pasajeros al ejercicio. En estos momentos, la mercantil busca socios institucionales y privados para lanzar una aerolínea que podría iniciar operaciones en un año, a partir de reunir el capital. El objetivo es ofrece calidad y servicio a precios razonables pero no se trata de una "low cost".
Federico Lledó, director general de la mercantil que se creó hace veinte años, ha comenzado los contactos con empresas de la provincia interesadas en participar en un proyecto que, según asegura, sería cubriría gastos al segundo año de operaciones. Para ello, no obstante, se necesitan 4 millones de euros, el doble, por ejemplo, de lo que recibe Ryanair en ayudas económicas de la Generalitat.
La compañía contará con cinco aviones turbohélice Saab de 33 plazas y en una primera fase prevé conectar Alicante con Málaga, Sevilla, Santander, Bilbao, Santiago, A Coruña, Asturias, San Sebastian, Barcelona, Zaragoza, Lisboa y Oporto, con un movimiento de 300.000 pasajeros al año y una estimación de empleo de 150 trabajadores.
"La idea la hemos ido madurando durante un año y pensamos que, pese al delicado momento económico, representa una apuesta creíble y de futuro. Está claro que ahora mismo es difícil encontrar un único socio que aporte los 4 millones de euros, pero el proyecto es atractivo y rentable como lo demuestra el estudio económico y el interés que hubo por él en el País Vasco. En El Altet es más interesante, si cabe, por su componente turístico. Hablamos de volar a zonas con una importante bolsa de población para llenar aviones de 33 plazas", explica Lledó.


La aerolínea no sería una "low cost" pero el estudio técnico da un precio medio de 130 euros por billete y unos ingresos por operación de 3.000 euros. "Por supuesto que no aspiramos a competir con las grandes empresas, no se trata de volar con aviones grandes, al menos en la primera fase. El objetivo inicial es España pero también se ha trabajado en una segunda fase, ya con aeronaves de 120/160 asientos, para ofrecer vuelos a Europa ya con reactores", apuntó Lledó, cuya empresa representa en España, entre otras, a la chilena LAN o la todopoderosa Singapore Airlines, y acaba de lanzar la Guinea Airlines, con vuelos diarios entre Madrid y Malabo. En la segunda fase, la aerolínea alicantina cubriría rutas directas con París,Frankfurt, Roma, Milán, Zurich, Bruselas , Bucarest, Varsovia, Viena, Moscú y San Petersburgo.
Los impulsores de la línea aérea "netamente alicantina y cotizando en Alicante con 150 trabajadores" -subraya Lledó- aseguran, por otra parte, 11.000 movimientos al año en El Altet.

16 nov. 2011

La Audiencia Nacional exime a AENA de los daños causados por el caos aéreo

La Audiencia Nacional ha eximido a Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) de responsabilidad en los daños causados por la huelga de controladores aéreos de los días 3 y 4 de diciembre en 2010 y exime al Estado de la posible responsabilidad patrimonial.
En una sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, el titular del Juzgado Central de la Contencioso Administrativo número 1 de la Audiencia Nacional desestima así la demanda de un viajero afectado en relación con la posible responsabilidad patrimonial del Estado y concluye que los únicos responsables de los daños fueron los controladores que llevaron a cabo el abandono del puesto de trabajo.
Se trata de la primera vez que se pronuncian los tribunales ante una reclamación de viajero perjudicado por el caos aéreo generado. Las reclamaciones de los afectados por el caos aéreo ascienden a centenares de millones de euros.
Informacion: Elmundo.es

8 nov. 2011

Problemas en el nuevo 787 de Boeing solo 12 días después de su estreno




Apenas 12 días después de su estreno en un vuelo comercial, el nuevo 787 Dreamliner de Boeing, la última apuesta del fabricante aeronáutico estadounidense en aviones de tamaño medio y largo alcance, ya tiene problemas.
El vuelo 651 de la aerolínea japonesa ANA, que cubría la ruta Tokio-Okayama, tuvo dificultades a la hora de hacer su aterrizaje el domingo en un primer intento, después de que los pilotos detectaran que una de las señales luminosas de cabina indicaba que el tren de aterrizaje principal no se había desplegado completamente.
El avión, finalmente, aterrizó a la segunda, con media hora de retraso y después de que el comandante decidiera accionar el tren de aterrizaje de forma manual. Ninguno de los 249 pasajeros y miembros de la tripulación que viajaban en ese momento en el aparato sufrieron daño alguno.
El avión fue inmediatamente apartado y retirado del servicio para que los técnicos de ANA pudieran iniciar su examen. La compañía pudo evitar la cancelación de los vuelos programados con el nuevo 787 recurriendo a otros aviones de su flota.
Según la agencia de noticias japonesa Jiji Press, los expertos de la aerolínea creen haber encontrado el origen del problema: un funcionamiento inadecuado del sistema hidráulico que abre las compuertas del tren de aterrizaje y permite su extensión.
Oficialmente, sin embargo, ni ANA ni Boeing han dado ningún detalle sobre qué es lo que ha podido motivar el incidente.
Fuentes de Boeing consultadas por este diario se limitaron a señalar que la empresa "está al tanto del asunto" y que sus expertos se encuentra in situ "con ANA, ofreciéndoles cualquier ayuda que puedan necesitar".
El 787 es el avión de Boeing en el que el que el peso de la externalización es mayor (del 65%). El tren de aterrizaje es responsabilidad de una filial de la gala Safran
Informacion y foto: cincodias.com

Los pasajeros de un vuelo a Madrid se ven obligados a embarcar a pie

Los pasajeros que ayer partían rumbo a Madrid en el avión de las siete de la mañana de Spanair se sorprendieron al tener que llegar hasta la aeronave a pie en lugar de utilizar una de las pasarelas que conectan directamente con el avión denominadas “fingers”. Los viajeros tuvieron que pasar por la pista con su equipaje de mano y subir por unas escaleras hasta el avión, algo que en el aeropuerto de A Coruña no es habitual –en otros de mayor tamaño se puede llegar en bus hasta la nave–.

Desde AENA explican que esta incidencia se debió a unas obras que se están llevando a cabo en el vial de la plataforma –nada que ver con la ampliación de la pista– y que puntualmente impidieron la colocación del “finger”. De hecho, este enlace fue el único afectado en todo el día, según AENA.

Aterriza de emergencia un avión de la ruta Lavacolla-Lanzarote



Los 173 pasajeros que el pasado domingo tomaron el vuelo Santiago-Lanzarote de la compañía irlandesa Ryanair vivieron dos situaciones anómalas en un solo día. A la hora prevista de partida, las 11.55, todo el pasaje estaba a bordo y preparado para el despegue. Pero el aparato no se movía de la pista de Lavacolla. Fue pasando el tiempo y el piloto finalmente informó de que se había detectado una avería y que estaban pendientes de arreglarla.
Según explicó ayer Ryanair, cuando el ingeniero encargado de la revisión del avión observó el problema,
informó de que llevaría más tiempo repararlo de lo previsto, por lo que la aerolínea tomó la decisión de cambiar a los pasajeros a otro avión. Así se hizo y por fin el vuelo partió del aeropuerto compostelano. Eran las 16.50 horas, casi cinco horas más tarde de lo previsto.
Pero ahí no terminaron los sustos. Una vez en vuelo y ya en el segundo avión, el piloto comunicó a la torre de control que en su aparato se había encendido la luz de posible fallo en los flaps, el dispositivo colocado en la alas que se utiliza en algunas maniobras, entre ellas la de aterrizaje, ya que ayudan a frenar el aparato.
Sin flaps, el aterrizaje debería hacerse de emergencia. El piloto activó inmediatamente el protocolo establecido. Dio aviso al aeropuerto de Guacimeta (Lanzarote) para que desplegaran en la pista a los servicios de emergencia y comenzó a dar vueltas durante cincuenta minutos para consumir al máximo el combustible almacenado en los tanques y reducir lo más posible el peso del aparato. Con esta acción, explica Ryanair, se busca preparar al avión para el aterrizaje sin los flaps, que es necesariamente brusco porque hay que tomar pista a más velocidad de la normal y frenar más fuerte.
El resultado fue ese, un aterrizaje brusco en el que, sin embargo, finalmente no tuvieron que intervenir los servicios de emergencia y no resultó herido ninguno de los pasajeros, que desembarcaron normalmente. Eso sí, con un buen susto en el cuerpo. Eran las 18.53 horas.
Entre el pasaje cundía el enfado y hasta hubo quien pensó que no se cambió el avión y que habían hecho el viaje en el mismo que se había averiado en Lavacolla, extremo que niega Ryanair.
Boeing 737-800
189 pasajeros
853 km/h
Longitud de 39,5 metros y peso máximo al despegue de 79.010 kilos.

Informacion: lavozdegalicia.es

Feijóo aplaza la decisión sobre las ayudas de Alvedro hasta reunirse con los alcaldes

El alcalde coruñés lo tenía claro el sábado: Alvedro contaría con una subvención autonómica similar a la de Lavacolla. Pero ayer el presidente de la Xunta aplazó la decisión a las reuniones que se mantendrán con los tres regidores de ciudades con aeródromo y, mientras tanto, pidió "prudencia". La diferencia entre lo que percibe en los presupuestos del año que viene Santiago y A Coruña y Vigo es de 850.000 euros, con el agravante de que Lavacolla ya tiene destino para el millón de euros consignado: un convenio con Ryanair cubrirá tres rutas hasta 2013. Por ahora, Alvedro sólo recibirá del Gobierno gallego en 2012 150.000 euros



El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, evitó ayer confirmar que el aeropuerto de Alvedro recibirá la misma cantidad de fondos para subvencionar líneas aéreas que Lavacolla, tal como había anunciado el sábado el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira. El dirigente autonómico aseguró ayer que el Gobierno gallego tiene "pendiente" mantener encuentros con los tres regidores de las ciudades con aeródromos y que, cuando finalice la ronda de contactos, será cuando se haga pública la posición de la Consellería de Medio Ambiente, que gestiona estos fondos. Mientras tanto, no aclaró por qué Santiago ya tiene confirmada la consignación de un millón de euros en ayudas-y firmado un convenio plurianual con la línea de bajo coste Ryanair- y A Coruña y Vigo sólo percibirán 150.000 euros.
"A partir de las conversaciones pendientes podremos concretar la postura de la Xunta", explicó Feijóo, que hizo un llamamiento a la "prudencia" hasta que no se produzcan las reuniones y que recordó que las tres terminales son "propiedad" de todos los gallegos. El presidente autonómico no puso fecha a las reuniones y se limitó a contestar que se celebrarán "este año". La subvención que reciban los aeropuertos -sea la misma que ya se ha anunciado o se amplíen- servirá para financiar conexiones para la temporada de verano, que comienza en el mes de marzo y finaliza en octubre. Las negociaciones con las compañías aéreas para ese período -una vez ha comenzado ya la programación de invierno- ya están abiertas desde hace unas semanas.
Al margen del presupuesto de 2012 para los tres aeropuertos gallegos, Feijóo insistió en la idea de que las subvenciones a las aerolíneas se eliminarán. A medio o largo plazo, puntualizó, estas empresas no recibirán fondos de la Xunta para garantizar la igualdad de oportunidades: "Tendrán que competir en el mercado de la misma manera". En el caso de Ryanair, que sólo opera en Santiago, la retirada de ayudas podría significar la marcha de la compañía irlandesa, que ya amenazó con irse de Lavacolla si no recibía dinero público. Justamente el millón de euros que ya tiene confirmada la terminal santiaguesa por parte de la Xunta se destinó a alargar su presencia hasta 2013 con las conexiones a Londres, Fráncfort y Milán.
Las declaraciones del dirigente autonómico chocan frontalmente con las del Negreira del pasado fin de semana cuando, con motivo de la convocatoria de un comité de rutas local, recalcó que el Gobierno gallego destinaría la misma subvención al aeropuerto coruñés que a Lavacolla, lo que significaría aumentar en 850.000 euros la cantidad inicialmente aportada. "Alvedro no va a tener menos dinero y menos aportaciones de la Xunta. Serán cantidades similares", garantizó el regidor, que también reclamó al Gobierno central que se "vuelque" con el funcionamiento de la terminal.
En la primera de las "reuniones periódicas mensuales" que el Concello pretende mantener con los sectores económicos de la ciudad, la Cámara de Comercio mostró, como ya hicieran los hosteleros, su disconformidad con el reparto de ayudas de la Xunta por considerarlo "desigual" y por afectar al sector terciario de la ciudad.
Las quejas por la decisión de dotar a Lavacolla con un millón de euros y a Alvedro y Peinador con 150.000 euros, ya fue contestada también desde Vigo y defendida desde Santiago.
El alcalde vigués, Abel Caballero, calificó el presupuesto autonómico de "especialmente grave" porque, añadió, "supone de desprecio para la ciudad" y se muestra contrario a la idea de retirar las subvenciones. Es más, defiende que el aeropuerto del sur de Galicia es el que debería obtener mayores cuantías por su cercanía a Portugal: "Necesita más respaldo porque tiene competencia de Oporto". El primer edil socialista anunció el apoyo municipal, a través de subvenciones, a Peinador para mantener el número de pasajeros el año que viene.



Las reclamaciones del alcalde compostelano, Gerardo Conde Roa, van en la línea completamente contraria a la de sus dos homólogos -pese a que con el de A Coruña comparte partido político-. Según él, las compañías aéreas se aprovechan de "localismos palurdos" para obtener dinero público de la administración y apuesta por dejar de subvencionar a las compañías aéreas. Pese a asegurar que apoya la continuidad de los otros dos aeropuertos, Conde Roa mantiene que es el de Santiago el que tiene que tener una mejor consideración en las cuentas públicas. "Quiero que Alvedro y Peinador tengan un futuro exitoso, pero no a costa de Lavacolla", puntualizó.
La distribución de los fondos para aeropuertos en los presupuestos de la Xunta para el año que viene aún es más sorprendente si se tiene en cuenta cómo se realizó la adjudicación el año pasado para los vuelos que se operaron este verano. La Xunta decidió entonces otorgar a Peinador 1,2 millones de euros para dos enlaces a Bruselas y Sevilla, un millón para Alvedro, que posibilitó dos conexiones con Ámsterdam y Valencia y 8000.000 euros para Lavacolla, que consiguió seis vuelos internacionales a Londres, Fráncfort, Ginebra, Zúrich, Milán y París.
Eso sí, la rentabilidad de las ayudas fue inversa, ya que los de Santiago fueron los enlaces más rentables, seguidos de los de A Coruña, mientras que los de Vigo fueron los que peores resultados obtuvieron. Con la división del número de pasajeros que utilizaron los enlaces en verano -a falta de los datos de octubre- se concluye que el Gobierno gallego aporta 43,9 euros por usuario en Alvedro mientras que en el caso del aeródromo vigués, la cuantía alcanza los 130,4 euros, tres veces más. En Lavacolla se quedó en 8,9 euros por usuario.
Mientras sigue en el aire si la Xunta aumentará o no la cuantía dedicada a A Coruña y Vigo, el comité de rutas en el que se decidieron las cantidades y las rutas de este año permanece paralizado. El conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, responsable de convocarlo, primero responsabilizó a los alcaldes de las tres ciudades de su mal funcionamiento, pero después apuntó al Ministerio de Fomento, para reclamar que organizase la comisión técnica que después propiciase la reunión definitiva entre todas las partes. Así las cosas, Santiago ya ha creado su propio comité y A Coruña ha seguido su ejemplo. Y es que, en el caso de Alvedro, el Ayuntamiento aporta también una subvención anual para financiar líneas aéreas, pese a que no se conoce aún la cantidad que aportará para el año que viene en los presupuestos.
Informacion: laopinioncoruña.es
Foto y viñeta: laopinioncoruña.es

3 nov. 2011

ATERRIZAJE FORZOSO

En un vuelo proveniente de NYC con destino Polonia, debio realizar un aterrizaje forzoso ya que no pudo sacar el tren de aterrizaje por lo tanto debio consumir el combustible y realizar el aterrizaje de panza con total exito ya que ninguno de los 230 pasajeros fue herido.

PILOTO POLACO ATERRIZA UN 767 SIN TREN DE ATERRIZAJE

Spanair competirá con Iberia por Latinoamérica de la mano de Qatar

Las dos aerolíneas negocian un preacuerdo que convertiría en Barcelona en un ‘hub’ (centro de distribución de vuelos) para América Latina y permitiría a la aerolínea de Qatar ampliar su conexión con la Costa Este de Estados Unidos.



Qatar Airways se ha marcado el objetivo de ser la principal aerolínea del mundo, y no está escatimando recursos para lograrlo. La aerolínea reforzó en junio su negocio de transporte de mercancías con la adquisición del 35% de Cargolux, uno de los principales operadores de Europa en este segmento, y ahora prepara su desembarco en la aviación comercial del Viejo Continente, tras iniciar las conversaciones para tomar el 49% de Spanair.
La compañía, controlada por el gobierno de Qatar y que prepara su salida a bolsa, asegura que ha crecido a ritmos del 30% interanual desde 1997, cuando apenas contaba con cuatro aviones. Durante el último año fiscal, cerrado en marzo de este año, Qatar Airways registró unas ventas de cerca de 4.100 millones de euros y un beneficio neto de 150 millones.
Su flota está formada por noventa aeronaves y vuela a cien destinos internacionales. En camino, hay otros 200 aviones más en un proyecto cuya inversión ronda los 40.000 millones de dólares.
La buena salud de la aerolínea contrasta con la de Spanair, que en 2010 redujo su facturación hasta 607,9 millones de euros y registró unas pérdidas de 115,72 millones. Sus cuentas han sido el principal obstáculo para la venta de parte del capital, hasta que la Generalitat –controla más del 50% de la compañía- decidió contratar al banco de inversión Lazard para que acelerara el proceso.
Tras las respuestas negativas de Lufthansa, Singapore y Turkish, ¿qué ha podido ver Qatar en la aerolínea catalana cuando su consejero delegado, Akbar Al Baker, no quiere ni oír hablar de comprar empresas con problemas? Las dudas crecen si se tiene en cuenta que la inversión solo le permitirá tomar el 49% del capital, dejando el control en manos de la Generalitat y un grupo de empresarios catalanes.
Fuentes del sector señalan que Qatar Airways podría estar planeando convertir el nuevo Aeropuerto de Doha en su centro de conexión de vuelos (hub, en inglés) principal, mientras que Barcelona se erigiría en su base de operaciones para América Latina. A favor de la capital catalana juega que ningún otro operador internacional ha apostado por el Aeropuerto del Prat, por lo que apenas encontraría competencia para desarrollar nuevas rutas intercontinentales.
De esta manera, la aerolínea podría mejorar los ratios de ocupación de sus vuelos hacia una de las regiones del planeta cuya economía está creciendo por encima de la media. Se desconoce si los vuelos los operaría la propia Spanair con aviones aportados por Qatar Airways o si la aerolínea que preside Ferran Soriano se convertiría en un mero alimentador de vuelos, como ya hace con Singapore Airlines en su conexión a Sao Paulo.
En paralelo, uno de los los motivos que podrían empujar a Qatar Airways a firmar el acuerdo son las distancias con determinados destinos. Desde Doha, la aerolínea solo puede llegar a América Latina haciendo una escala obligatoria en Sao Paulo (Brasil). En cuanto a los vuelos a EEUU, la compañía no puede llegar más allá de Chicago, por lo que conectar con Texas, Canadá o cualquier ciudad de la Costa Oeste (como San Francisco o lo Los Ángeles) requeriría de una parada previa para volver a repostar.
En el caso de que sea la propia Spanair quien acabe operando los vuelos de largo radio, ambas aerolíneas podrían explotar las rutas en código compartido, de modo que los pasajeros no deberían volver a facturar su equipaje y conectarían América con Asia con una escala o dos como máximo.
Está por ver cómo esta operación corporativa afectará a los acuerdos de código compartido que tiene en vigor Spanair: además de la ruta a Brasil, muchas de las conexiones europeas que ofrece no son operadas por la empresa, sino que son explotadas por sus socios de Star Alliance.
Inyección de capital
En este sentido, los recursos que aporte Qatar (Spanair necesita 150 millones de euros) quizás podrían destinarse a crear una verdadera red de vuelos intraeuropeos operados íntegramente por la aerolínea catalana, que concentraría una masa crítica suficiente en Barcelona para extender sus vuelos a EEUU y Asia sin necesidad de hacer escala en Doha. Qatar Airways, al ser una aerolínea no comunitaria, requiere de muchos permisos para poder ofrecer vuelos entre dos ciudades europeas.
En cualquier caso, algo que se da por hecho es el cambio del nombre de la aerolínea. Muchos operadores del sector de la aviación siguen identificando Spanair con la mala gestión de los anteriores propietarios y el accidente de Barajas. Por esta razón, en las negociaciones se ha puesto sobre la mesa la necesidad de que la futura aerolínea incorpore el concepto Barcelona a su marca.
La proximidad del acuerdo con Qatar Airways ha permitido a Spanair rechazar el ofrecimiento de Singapore a ampliar la ruta a Sao Paulo de tres frecuencias semanales a una diaria, y a la propuesta de Turkish de utilizar El Prat para enlazar Turquía con Argentina, Venezuela y México. En ambos casos, la compañía catalana argumentó su decisión en que esperaba poder ofrecer estos destinos por sus propios medios en 2012.
Informacion y foto: Expansion.es

1 nov. 2011

La Xunta rechaza buscar vuelos para Alvedro si AENA no envía su propuesta

El Gobierno gallego acusa al central de la paralización de la búsqueda de vuelos para Alvedro en la programación de verano. Desde la Consellería de Infraestruturas alertan de que es AENA la que le tiene que enviar una propuesta para que, después, el comité de rutas pueda ponerse manos a la obra para concretar enlaces para 2012. Mientras el aeropuerto de Lavacolla es el único que ya tiene asegurados tres enlaces internacionales con Ryanair, Alvedro solo sabe que la inversión autonómica será de 150.000 euros.
La Xunta pone la pelota en el tejado de AENA ante la negociación de vuelos en A Coruña y Vigo para la próxima temporada de verano. Pese al fracaso del Comité de Rutas de Galicia el año pasado por el rechazo de los alcaldes de las tres principales ciudades gallegas al reparto realizado por el Ejecutivo gallego, este no solo sigue confiando en la validez del organismo aeroportuario de Fomento, sino que incluso acusa a su comisión técnica (dirigida por AENA) de "dejadez de funciones". "Sin datos no podemos hacer ninguna planificación de vuelos. Quien se tiene que implicar es AENA, ya que no solo es el que sabe, sino que es el máximo responsable de la comisión técnica y el que, según el convenio, tiene que presentar los estudios y propuestas para la negociación de rutas en los aeropuertos gallegos", advierten fuentes de la Consellería de Infraestruturas cuyo titular, Agustín Hernández, preside el consejo general del Comité de Rutas.
Pese a que la mayoría de las aerolíneas están ya cerrando sus programaciones para la próxima temporada de verano, que arrancará el 31 de marzo, la Xunta admite que actualmente no está buscando vuelos para Peinador y Alvedro. "Las empresas están expectantes, pero todavía no se está negociando nada. El año pasado se consiguió in extremis, pero ahora todavía hay tiempo", aseguran las fuentes de Infraestruturas. "El paso lo tiene que dar AENA, que es el que realiza los estudios y el que tiene que poner encima de la mesa la propuesta para los vuelos de A Coruña y Vigo", añaden.

Esta demora no afecta a Lavacolla, ya que el Ejecutivo gallego consignó ya un millón de euros en sus presupuestos para garantizar que la aerolínea de bajo coste Ryanair mantenga en 2012 los vuelos a Londres, Fráncfort y Milán, que la administración autonómica financia desde 2005. Este acuerdo se enmarca dentro de un contrato plurianual que Turgalicia cerró con la compañía irlandesa para el periodo 2011-2013. A Coruña y Vigo tienen consignados solo 150.000 euros cada una para los vuelos a Sevilla y Valencia, respectivamente.
Información: Laopinioncoruna.es